3 días en Venecia

Quién nos iba a decir a nosotros que el día que visitásemos Venecia llegaríamos hasta aquí en furgoneta. Pero así fue. Tras 8 días de viaje y de visitar lugares únicos como Cinque Terre o la Toscana ahí estábamos.

Día 8  Burano y Murano

Cómo llegar: Para llegar hasta estas dos islas, así como también a Torcello, debéis tomar en  la Terminal A de   Fondamente Nove el vaporetto nº12.  Os recomendamos empezar vuestra visita por la isla más alejada. En nuestro caso, Burano ya que Torcello la descartamos, lo que nos llevó unos 50 minutos de trayecto.

Dado su pequeño tamaño, Burano es ideal para caminar tranquilamente,  sin rumbo, observando sus casitas de animados colores y, los estrechos puentes que cruzan sus canales. Un lugar más que fotogénico.

burano

Según dicen, las casas lucen estos vistosos colores para que los pescadores en los días de niebla, puedan identificar fácilmente cual es la suya.

Curiosa resulta también su iglesia, San Martino, cuya torre se encuentra notablemente inclinada.

iglesia

Para ir hasta Murano deberéis coger de nuevo el mismo vaporetto, el número 12, y en menos de 10 minutos habréis llegado.

La isla de Murano es mundialmente conocida por su cristal.

Allá por el s.XIII todos los cristaleros de Venecia fueron obligados a instalarse en Murano para evitar el peligro de incendio. La isla es bastante menos bonita que Burano, pero resulta interesante visitar alguno de los talleres gratuitos y ver como los artesanos crean verdaderas obras de arte.

Y si el hambre aprieta os recomendamos Osteria Ai Cacciatori: un bar normal, repleto de clientela local, con sabrosas raciones y buenos precios.

Ambas islas se ven rápido ya que son pequeñas. Así que a la vuelta,  ya por la tarde, decidimos bajarnos en el hospital de Venecia, parada poco transitada por los turistas, y empezar a callejear. Y, así sin proponérnoslo llegamos hasta la librería más famosa de toda Venecia Acqua Alta (Calle Lunga Santa Maria Formosa)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pasear por Venecia, nos encantó. Es la mejor manera de ver y descubrir bonitos rincones sin masas de turísticas a vuestro alrededor. Dejaros perder…os encantará.

calles

Como este primer día contábamos con una tarjeta de transporte, decidimos acercarnos de nuevo a la ciudad por la noche, para ver un poco el ambiente que se respiraba. La verdad, nos decepcionó un poco, pues parece sumirse en la oscuridad y la calma absoluta. Apenas había algunos restaurantes abiertos.

Dónde dormimos: Camping Village Venecia. Nunca imaginamos que fuese posible quedarse en Venecia en un camping y encima a tan buen precio (73,20€ 3 noches, impuesto turístico incluido) Las instalaciones, el trato del personal y la proximidad del camping a la propia isla de Venecia hace que lo recomendemos al 100%. La parada de autobús se encuentra a solo 100m del camping y tarda 8 minutos en llegar  hasta Venecia, en concreto a Piazzale Rome. El trayecto cuesta 1.5€ y el ticket se puede comprar en el mismo camping.

Cómo desplazarse: Para nosotros, la mejor manera de moverse y conocer los diferentes rincones de la ciudad es a pie. Sólo cogimos un día la tarjeta de transporte (20€ persona 24h) y fue este primer día, en el que aprovechamos a visitar las islas de Murano y Burano, y a coger la línea 1 de vaporetto, también llamada turística, que recorre lenta, muy lentamente, todo el Gran Canal. Esta tarjeta, que compramos en el mismo camping, nos incluía también el autobús. Y dado que tiene una validez de 24h, nos sirvió también para el primer viaje del día siguiente.

Día  9  Venecia

Dos días completos son  suficientes para conocer esta bella ciudad, salvo que no os gusté mucho madrugar.

¿Qué ver en Venecia en dos días? A continuación, os detallamos el recorrido que nosotros seguimos.

Venecia está llena de lugares y rincones fotogénicos. Pero siempre hay algunos que nadie queremos perdernos, lo que hace que sea necesario madrugar un poco para poder disfrutar de ellos en soledad o casi; ya que cuando tienes a todo un crucero o a un grupo de asiáticos a tu alrededor pierde parte de ese encanto especial.

Por eso, en nuestro primer día “oficial” en Venecia (dado que el anterior habíamos visitado  sus islas próximas y callejeado por la ciudad sin un rumbo marcado) empezamos por  el Puente Rialto, el más antiguo y uno de los más fotografiados.

rialto 3

Cruzándolo llegamos al Mercado Rialto y la Pescaria. Os recomendamos acudir temprano, ya que sobre las 12 empiezan a recoger.

rialto 2

Desde aquí caminamos hacia la Plaza San Marcos, uno de los lugares más transitados y populosos de la isla, a través del Ponte della Paglia. Desde éste podéis admirar el bonito y famoso Puente de los Suspiros.

Si queréis entrar en la Basilica de San Marcos os recomendamos ir sobre las 14-15 de la tarde. A primera hora, antes incluso de que abran las puertas hay colas kilométricas y, nosotros yendo a esa hora no esperamos más de 10 minutos. Recordad dejad las mochilas en las taquillas gratuitas. Sino, no hay problema cuando os toque entrar el vigilante os indica donde se encuentran, la dejáis y al volver os dejarán entrar sin necesidad de esperar la fila de nuevo.

Entrar a la Basílica es gratuito (9:45-17h de lunes a sábado, 14-17 domingos  y festivos), luego una vez dentro hay varias cosas que si queréis verlas tendréis que pagar entre 2 y 3€, como la Pala d’Oro o El Tesoro. Aunque no entréis en ninguno de los lugares de pago visitar al interior de la basílica  merece la pena; ya que su estilo nada tiene que ver con el resto de iglesias italianas.

También podéis reservar la visita a través de venetoinside y, por 3€ os saltaréis las colas y decidís qué día y hora queréis entrar.

Junto a ésta se encuentra su campanario. El cual es el edificio más alto de la isla con 98.5m, por lo que no es de extrañar que  originalmente ejerciera como faro.

Y en la misma plaza el Palacio Ducale, el que fuera residencia del Dux de Venecia. Un edificio de estilo gótico impresionante, así como varias cafeterías (las más caras de toda Venecia) y, por supuesto, hordas de turistas allá donde miréis.

plaza 1
Palacio Ducale                             Puente de los Suspiros                         Gran Canal

Teniendo en cuenta el precio de los establecimientos de tan concurrida plaza os recomendamos ir hacia Campo Santa Margherita,  con locales donde comer porciones de pizza por solo 2€. No son las mejores que probamos en Italia, pero por lo menos eran baratas.

Tras reponer fuerzas, seguimos hacia el Puente dell’Accademia. El único puente de madera que encontraréis en la isla. Tal vez eso sea lo que le hace tan especial. Caminando un poco más llegamos hasta la bella Basílica de Santa María della Salute. Iglesia del sXVII con una preciosa cúpula que fue mandada construir por los venecianos supervivientes de la peste.

Y, después de nuevo callejear, de camino de vuelta hacia Piazzale Rome. Estos momentos, fueron probablemente los que más me gustaron de nuestra visita a Venecia. Nos permitían huir de la cantidad de turistas, que como nosotros querían ver los edificios más emblemáticos. Pero,  creedme cuando os digo que la isla está  llena de palacios, casas, callejones y rincones preciosos,  llenos de encanto.

Día 10  Venecia

Este último día nos lo tomamos con  relax. Volvimos aquellos lugares que más nos habían gustado y nos dejamos perder y sorprender.

muelle

Por la tarde hicimos un free tour (17:30, 2h de duración) reservado a través de Civitatis. Aunque, tal  vez, lo más lógico hubiese  sido hacer el free tour el primer día, lo hicimos el último. Pero no estuvo mal, ya que fue un broche final excelente a nuestra visita a Venecia que nos permitió conocer más sobre cada uno de esos rincones por los que habíamos pasado varias veces ya y descubrir alguno más como la Scala Contarini del Bovolo.

Además, el free tour es un buen lugar donde conocer alguna otra pareja interesada en montar en góndola.

Las tarifas de las góndolas son fijas: 80€ recorrido de 40 minutos con un máximo de 6 pasajeros. Importante elegir bien el momento, probablemente de 14-15 sea una de las mejores horas, para evitar atascos en los canales lo que priva de todo romanticismo al recorrido.

Y así pusimos punto y final  a  nuestra visita a Venecia.

Dónde comer en Venecia:

En Venecia en posible comer  barato, solo hay que buscar un poco. Aquí os dejamos los lugares que nosotros probamos.

Pizza al Volo (Campo Santa Margherita) Porción de pizza 2€. No fue ni de lejos la mejor pizza que probamos en Italia, pero era grande y tenía buen precio.

Bar alla Toletta (Calle Toletta 1192) Lleno de clientela local que devora sus panini (sandwiches/bocadillos) a la plancha. Se pueden comer sentado por 0.5€ más o pedirlos para llevar.

Rosticceria Gislon (Calle della Bissa 5424) Un local muy auténtico. Con comida deliciosa y a muy buen precio. No será el sitio más elegante de Venecia, pero a nosotros nos encantó. Os recomendamos su ración de risotto por 7,2€, ideal para compartir.

Hasta la próxima semana viajeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s