Dos días en Luang Prabang

Aquí empieza el Diario Viajero de nuestro último gran viaje, ¿nos acompañáis?

Día 1:

El primer día, debido al retraso de nuestro vuelo de AirAsia, fue una simple  primera toma de contacto. Aún así, no nos quedamos en el hotel descansando, los que nos  seguís sabéis que esa palabra no existe para nosotros durante las vacaciones, de hecho, creo que ni en nuestro vocabulario.

Luang Prabang es un lugar “apacible, cautivador” y tranquilo, que no debéis dejar de visitar si viajáis a Laos. Es uno de esos “lugares imperdibles”, cargado de historia y con un increíble patrimonio, protegido por la UNESCO.

Y,  a pesar de ser sumamente turístico y relativamente pequeño, pues se puede recorrer cómodamente a pie, en ningún momento te sientes agobiado. No sé, tiene un algo especial que no sé explicar.

Tras dejar las mochilas, ducharnos y cambiarnos de ropa,  aprovechando que aún quedaban unas horas para que anocheciera visitamos el Wat Sensoukaram, un pequeño templo budista gratuito  próximo al alojamiento.

TEMPLO GRATUITO

Sin duda, una buena elección para un primer contacto con Luang Prabang.

Puede que no descansásemos en el hotel, pero teniendo en cuenta que habíamos dejado nuestra casa el día 12 de julio y que era día 14 cuando pisamos suelo laosiano, nos pareció que un masaje era lo mínimo que nos merecíamos. Frente al templo y caminando por la calle principal del pueblo nos topamos con varios centros de masajes que  parecían susurrarnos: “entrad”… y, no nos pudimos resistir… Finalmente, nos decidimos por L’Hibuscus, donde nos dimos un  masaje de pies y piernas (60.000 Kips); que, la verdad, nos sentó de maravilla.

Tras un masaje muy agradable, nos sirvieron un té que nos ayudó a despertarnos un poco y, así poder ir a ver el mercado nocturno del pueblo, el cual se monta cada día, de 17:00 a 22.00, en la calle principal, por lo que no tendréis ningún problema en dar con él.

En este mercado podéis encontrar los típicos souvenir, algo de  artesanía, aunque escasa, la mayoría son productos producidos en serie y, varios puestos de comida y de deliciosos jugos de frutas por solo 10.000 Kips.

Momento de ir al alojamiento y dormir.  Tras dos días completos de viaje, por fin, una cama…

Día 2:

Nuestro primer madrugón… (nunca se han de perder las buenas costumbres)

Era momento de levantarse, nada más y nada menos que a las 5:00 am y ver el Tak Bat, “la llamada matutina a las almas”;  que no es otra cosa que la ofrenda diaria que los lugareños ofrecen a los monjes de los templos budistas.

TAT BAK

Sin duda, para que no pierda su encanto y magia, lo mejor es alejarse de la calle principal, donde turistas maleducados persiguen a los monjes con el único fin de sacar la mejor foto. Por fortuna, la procesión pasaba delante de nuestro alojamiento y pudimos disfrutar tranquilamente y, con sumo respeto de un acto como éste.

Al poner rumbo hacia el mercado matutino, fue donde nos dimos cuenta de las hordas de turistas que llenaban la calle principal. Mientras que nosotros habíamos disfrutado del Tak Bat prácticamente en soledad.

El mercado matutino, nos pareció más auténtico y menos turístico que el nocturno. Tras visitarlo, fuimos de nuevo al hotel para desayunar y prepararnos para visitar los puntos de interés más destacados de Luang Prabang como el Wat Xieng  Thong (8:00-17:00, 20.000 Kips)

Fue una buena idea visitarlo a primera hora, pues estuvimos solos. Y disfrutar de un lugar así, sin nadie…no tiene precio. Ya que se trata del monasterio más famoso y visitado de Luang Prabang.

TEMPLO MÁS IMP

Una de las cosas que  más nos llamó la atención fue el mosaico del árbol de la vida  que se encuentra en el muro trasero del propio monasterio.

ARBOL DE LA VIDA

Una pena que en la fotografía no se llegue a contemplar toda su belleza. Solución: fácil: viajar a Laos 🙂

El siguiente lugar en nuestro itinerario fue el Palacio Real, en la otra punta del pueblo y, aunque esto pueda sonar a muy alejado nada más lejos de la realidad. Eso sí, aquí nos encontramos con algún turista más, pero sin problemas, todos los que habían acudido en masa a ver la ofrenda a los monjes ya habían puesto rumbo a sus hoteles.

Sin duda, resulta interesante visitar el interior del Palacio donde se pueden ver las austeras habitaciones del rey, los tronos y cientos de objetos curiosos. Pero el edificio que más atención atrae en el recinto no es el Palacio en sí, si no el Wat Ho Pha Bang, el templo que alberga el Pha Bang, la dorada estatua  de Buda que da nombre a la ciudad.

PALACIO REAL

Siguiente parada: Phu Si: colina de 100 metros de altura que se encuentra en pleno centro y, desde cuya cima  se puede ver toda la ciudad. Nosotros decidimos subir por el lado sur, es decir, el opuesto al Palacio Real. De este modo, pudimos ver el curioso y pequeño santuario que protege, supuestamente, una huella de Buda. La cual de ser auténtica nos hace pensar  que Buda era un gigante.

COLINA

Y bajamos, por el lado norte, el que da al Palacio Real y sendero que tiene nada más y nada menos que 329 escalones, según la LonelyPlanet. Yo he de reconocer que no los conté. De este modo, tuvimos una perspectiva espectacular del Wat Ho Pha Bang, desde la cual saqué la mayoría de las fotos.

Al haber madrugado tanto, recordad que nos habíamos levantado a las 5:00 para ver el Tak Bat,  y que no encontramos muchos turistas en nuestras visitas, solo eran las 12:00 de la mañana.

Y¿qué hacemos ahora? Alquilar una moto y visitar los alrededores de Luang Prabang, en concreto su famosa cascada Tat Luang Si.

Pero nos encontramos con duros negociadores que querían  cobrarnos por una moto para 4 horas lo mismo que por 24h, 100.000 Kip. Sí, sé que muchos pensaréis que por unos 12€ tampoco merece la pena regatear, pero a nosotros no nos parece justo que por ser extranjeros intenten sacarnos el dinero sin más. Cuando ya estábamos apunto de darnos por vencidos, un taxista de una agencia nos ofreció llevarnos por 25.000 cada uno, más 20.000 Kips la entrada. De este modo, terminamos compartiendo una minivan a la cascada. Probablemente, ir en moto hubiese estado bien pero el viaje en la minivan fue divertido y nos dio la oportunidad de conocer a gente.

Al principio de este diario, os hice una recomendación: “evitar viajar a Laos en los meses de julio y agosto.” Ahí os hablaba de las lluvias, pero no es solo que te llueva y te cales, también supone un inconveniente para realizar ciertas visitas, como fue ésta. La cascada llevaba probablemente más agua que en ninguna época del año, pero distaba mucho de ser azul turquesa, como había visto en fotos o leído en la guía… e invitaba poco o nada al baño, de hecho se convertía en una actividad de alto riesgo en ciertas zonas.

Aquí podéis ver las diferencias, claramente apreciables, de la cascada según la época del año, gracias a la foto de @buscandoacrochet.

COMPARACIÓN CASCADA

Así que dado que no nos apetecía mucho nadar en aguas “bravas” y marrones, hicimos la ruta que te conducía hasta la caída de la cascada. Iba en chanclas, calzado totalmente desaconsejable para andar, y mucho menos entre el barro, por lo que termine por quitármelas y  caminar descalza aun a riesgo de pillar algún hongo o parásito indeseado. Pero en aquel momento me pareció la mejor solución si no quería perder las chanclas o caer de bruces contra el suelo. Pues señores no he visto barro más pegajoso que el de Laos, ni “super glu” es tan eficaz.

CASCADA

Cuando regresamos a Luang Prabang ya era de noche y el mercado nocturno ya estaba puesto en sus calles. Dimos un paseo junto con nuestras nuevas amigas y de ahí a darnos un masaje. Repetimos en el mismo local (L’Hibuscus), pero esta vez un masaje de cuerpo entero. Tan recomendable como el primero. Cenita en el mismo local de la noche anterior, algunas compras en el mercado y para el hotel. Al día siguiente, abandonábamos ya Luang Prabang esta tranquila ciudad que nos había dado la bienvenida a Laos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s